LUGARES ABANDONADOS.

Se puede decir que desde que nací (1981) siempre me han llamado la atención los lugares abandonados: lugares en los que había habido vida y que hoy, por un motivo u otro, han dejado paso al olvido.


Tendría unos 4 o 5 añitos cuando entré por primera vez en una casa abandonada. Debió de gustarme la experiencia porque desde entonces he visitado decenas de lugares abandonados: casas, hoteles, restaurantes, fábricas, etc.

ENTRADA.

Siempre que puedo entro en estos sitios acompañado de amigos: da más seguridad, además de que siempre pueden ayudarte si te pasa algo. Otras veces tengo que ir sólo: suele ser cuando estás de viaje, lejos de casa, y mientras vas por la carretera ves un edificio abandonado. En estos casos los amigos quedan lejos así que toca hacer el trabajo solo.

Cuando entro en un lugar abandonado es porqué hay un acceso fácil: ni reventar puertas ni cargarse nada. Si entro es porque hay alguna puerta abierta.

MIEDO.

Se pasa incertidumbre, a veces miedo, aunque con el tiempo te acabas acostumbrando.

Precisamente lo que menos me gusta cuando estás en un lugar abandonado es escuchar algún ruido. El pensar que puede haber alguien más dentro de esa fábrica u hotel abandonado hace que no te acabes de sentir seguro en estos sitios. Siempre llevas esa tensión encima, aunque durante la estancia, esa tensión acaba disminuyendo algo. Eso si: tienes que buscar un intermedio: si estás un rato te acabas adaptando, pero si estás un tiempo excesivo esa tensión vuelve a aparecer.

OBJETIVO.

Mi objetivo en este tipo de incursiones es conocer cómo era ese lugar en el momento de su abandono. Suele ser difícil, ya que por desgracia muchos de estos sitios han sido saqueados, grafiateados o destrozados.

Debido a estos detalles, encontrar lugares abandonados vírgenes se convierte en una tarea complicada, aunque a veces la búsqueda te acaba dando un buen resultado.

De ahí que en la mayoría de los reportajes no ponga en qué lugar se encuentran. Me gusta que estos lugares estén preservados.

REPORTAJES.

Hacer un reportaje es como hacer una película: ruedas varios meses para al final acabar haciendo un filme de 3 horas. Con estos reportajes sucede lo mismo: me paso varias horas haciendo fotos (a veces incluso suelo volver una segunda o tercera vez) para al final acabar poniendo unas pocas. Lo normal es pasarse unas 4 horas para hacer un buen reportaje, a veces incluso hasta 6 y 7 horas. El resultado final siempre merece la pena. Algunos de mis reportajes se han comentado por la radio y hasta se han publicado en prensa y televisión!.

El truco está en hacer las cosas bien hechas.

LEYENDAS URBANAS, PSICOFONÍAS Y FENÓMENOS PARANORMALES.

Al ser lugares que derrochan miedo y expectación, basta con que alguien se invente alguna historia para que aquel lugar se convierta en un "lugar maldito".

Fantasmas, psicofonías, fenómenos extraños... todo esto son bulos que corren alrededor de estos lugares. Es todo falso. Tales fenómenos no existen. He entrado en decenas de lugares y nunca he visto nada extraño.

Cuando algún medio de comunicación habla de algún lugar abandonado siempre sale el tema de los fenómenos paranormales. Actualmente cualquier falsedad sirve para ganar audiencia, por ello no os creáis nada cuando os vengan con el tema de las leyendas urbanas.

SOBRE LA PÁGINA.

Como ves, el diseño de esta página no es nada del otro mundo. La he hecho con los pocos conocimientos que tengo sobre diseños web. Lo que prima aquí es la temática de los lugares abandonados, no el diseño. Por otra parte, si quieres coger alguna foto de esta página para ponerla en tu blog, web o para otros aspectos, lo puedes hacer sin problemas siempre y cuando me lo hagas saber y el motivo de la copia no sea con ánimo de lucro. Si es con ánimo de lucro las condiciones son distintas. Consúltamelo.

AGRADECIMIENTOS.

A todos los que me habéis animado a hacer esta web (ya sabéis quiénes sois). A Xavi, por su ayuda en los inicios de este proyecto. A Hugo, por su ayuda en la re-edición de la web. A las diversas personas que he entrevistado para hacer algunos reportajes (que algunos no saben ni que existe esta página). Y por supuesto, también a ti, por estar dedicando tu tiempo a ver esta web.







Regresar