SEAT 600

SEAT 600

Buscar un coche en un barranco, no es tan sólo asomarse al borde de una carretera y mirar para abajo.

Este Seat 600 que vamos a ver ahora lo fue a buscar uno de mis colaboradores al enterarse, por pura casualidad, que tras un accidente en los años ´60 o ´70, el coche aún permanecía ahí.

Ocurrió en esta recta: al parecer, la chica que conducía el 600 dio un volantazo al encontrarse al motorista caído en el suelo, perdiendo el control y cayendo barranco abajo con el coche.

Al parecer, ninguno de los dos debió resultar excesivamente herido ya que volvieron andando hasta el pueblo más cercano para pedir auxilio.

 

 

Bajar hasta el coche no fue difícil, pero bajamos porqué estaba localizado. Desde arriba era imposible verlo.

Estaba en una zona muy oscura: de hecho, al hacer las fotos, la cámara usaba el flash de forma automática, porqué sin él, hubiese sido imposible hacer el reportaje.

 

 

 

Vista del recorrido que hizo el coche, antes de quedarse anclado en el tiempo.

 

  • Este reportaje ha sido posible gracias a Joan Miranda, por la indicación y búsqueda del coche.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar