Se trata de un centro de asistencia médica abandonado en la década de los ´80.






En su interior, aún pueden verse decenas de historiales médicos de diferentes pacientes; es una barbaridad ver tantos datos de gente anónima en un lugar de tan fácil acceso como lo es éste.














Pasillo adentro...


encontramos esta pequeña sala de consultorio:




El lavabo:




y en al fondo del todo, mas informes en el suelo, pero esta vez acompañados de...




¡medicamentos!.




Un aparato de radiografías:


En esa parte, el olor a medicamentos era bastante insoportable, además de la humedad que ha dejado su huella en las paredes del edificio.


Las fotos en las que aparecen los medicamentos, están tomadas en el año 2005; actualmente ya no están, pero a fecha de hoy, aún siguen estando esos informes médicos allí tirados.





Regresar