LA MUELA (ZARAGOZA)

LA MUELA (ZARAGOZA)

Que mejor, para los amantes de la libertad, que darse un paseo por aquellas viejas carreteras por las que algún día pasaron nuestros antepasados no muy lejanos.

Largos trayectos, carreteras bacheadas, viajes agotadores… pero, sin embargo, con un gran encanto.

El puerto de La Muela (Zaragoza) es un claro ejemplo de cómo eran antes nuestras carreteras.

Pero los tiempos cambian, y las carreteras y los coches también.

Bajo uno de los puentes de la A-2 (autovía que sustituyó hace años a este viejo puerto de la N-II), encontramos un coche que, guste o no, ha dado mucho que hablar.

 

 

 

El Hyundai Coupe llegó a España en 1996 y era un producto muy atractivo en cuanto a relación calidad / precio.

Su diseño deportivo y su precio acorde, hizo que, con el tiempo, empezasen a ser buscados en el mercado de segunda mano por chavales jóvenes.

«Estéticas makineras«, música con un volumen alto y tuneos… por culpa de unos pocos, el Hyundai Coupe pasó a ser considerado por los foros de coches europeos como coche macarra, o el «cupé de los pobres».

En su segunda generación, poco que ver con la primera, probamos a fondo este coche, de las manos de David, uno de los creadores de www.motoraddicted.com, y profesional del sector automovilístico.

Arrancamos, aceleramos…

 

y dejamos sentir el viento que recorre toda la zona, y que a la vez aprovechan los modernos molinos de viento, cada vez más habituales en España.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El trayecto es corto (poco más de 4 kms.), pero no así su intensidad: zona de curvas; una recta que nos da una tregua y otras pocas curvas de nuevo.

La carretera termina en una de las grandes llanuras aragonesas: todo un remanso de tranquilidad.

 

 

Subida a La Muela.

No es tan sólo lo que vamos a hacer ahora: la Subida a La Muela es también el nombre que recibe un rallie local que transcurre por este tramo, y que es puntuable para el Campeonato de Aragón de montaña.

A buen ritmo y sin puntuar; mirando el paisaje que se pierde en los horizontes de estas tierras; respirando aire puro; echando una mirada al pasado, iniciamos la subida a La Muela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Este reportaje ha sido posible gracias a David (propietario del vehículo).
  • Agradecimientos a Adrián por el vídeo de La Muela.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar